Alicante

Este antiguo viñedo Mediterráneo de influencia marina con grandes terrazas planas y ordenadas, dio origen a una de las variedades más importantes de nuestro país: la Monastrell. A menudo los entendidos creen que esta variedad es de origen es francés, ya que bajo el nombre “Mourvèdre” es responsable de algunos de los vinos más prestigiosos del sur del Ródano francés.
 
El paisaje alicantino es atractivo, los perfectos muros de piedra caliza que se hicieron hace siglos para aprovechar al máximo las escasas lluvias están entonados con las casas del mismo color. Las alineadas plantaciones de almendros y viñas insisten en el carácter ordenado de la zona.
 Alicante fue un puerto muy importante del mar Mediterráneo, su vocación comercial marcó la industria vitícola. Los graneles enviados en barcos a muchos mercados para mejorar otros vinos evitó, en cierto modo, que esta zona y, su uva de prestigio, se hiciera con un nombre. Sólo los clásicos “fondillones” destacaban entre los entendidos.

En nuestra compañía hemos querido elaborar un vino basado únicamente en la variedad Monastrell. No podemos olvidar que un carácter marcadamente comercial también es capaz de reivindicar esta vocación de la zona.